Translate

Follow by Email. Sigueme por mail

jueves, 16 de julio de 2015

PUNTOS DEBILES Y AMIGAS VENENOSAS




               Los puntos débiles por tradición en la lucha son los que aparecen en este esquema. Sin embargo, como ya adivino' Homero hace milenios, los oídos son uno de los puntos ma's vulnerables (Ulises protegio' los o;idos de sus remeros contra el canto de las sirenas y se amarro' a un ma'stil para evitar sucumbir al hechizo de las palabras) . También Shakespeare lo sabi'a, y con sus words, words, words, atormentaba la mente de Hamlet, y la mujer del rey Lear sentencio' a muerte a sus enemigos, a su marido y a si' misma. Javier Marías recuerda hasta el tedio que uno puede no escuchar, pero nunca olvidar lo ya oído. 

            La vulnerabilidad al efecto de la palabra es grande, y con excepción de políticos y cínicos (no es lo mismo?) uno se siente atrapado no solo por lo que escucha sino por lo que dice. La palabra dada. Somos gente de honor. 

              En los últimos tiempos he podido descubrir un tópico universal (soy un poco lento). Es el de la buena-mala amiga, la persona próxima y que creemos que alberga buenas intenciones pero que en realidad hace ma's mal que bien. Es posible que lo haga por envidia, o por deseo de conseguir con su odio universal una venganza en la piel de otra persona que no pudo conseguir por si' misma, incluso puede que est'e revestida de peligrosas buenas intenciones (yo solo quería ayudar, dijo la hormiga). Lo cierto es que vierte el veneno de sus palabras en el oído de nuestro amigo o nuestro cónyuge y desde entonces, como preso de un filtro hipnótico, cambia su voluntad y su valoración de las cosas y, por un tiempo o para siempre, se vuelve insoportable. 

                 En pocos meses he visto separaciones, y he sufrido desapariciones de amigos por esas palabras venenosas que siembran la duda, como le ocurrió al desgraciado moro de Venecia, Otello, que comercio' amor por odio, e'l que había sido tan agraciado por la compañía de una buena persona.


No hay comentarios:

Publicar un comentario